Líderes Latinos rechazan la decisión de la Administración de Trump de Eliminar Tierras Públicas de América

Tras el anuncio del presidente Trump de que tiene la intención de revocar las protecciones de más tierras públicas que nunca antes en nuestra historia, mediante la reducción de los monumentos nacionales Bears Ears  en 85% y Grand Staircase- Escalante a la mitad, bastantes líderes latinos expresaron su preocupación por la decisión y cómo esto pone en peligro el futuro de los monumentos nacionales en todo el país.

“La decisión del presidente de Trump de reducir estos monumentos nacionales socava el espíritu de todos nuestros monumentos nacionales”, dijo Maite Arce, Presidenta y CEO de Hispanic Access Foundation. “No sólo reconocen y celebran el patrimonio cultural y al aire libre, valioso de Estados Unidos, sino que además fueron creados en respuesta al apoyo de diversos intereses locales que quieren ver estas tierras públicas protegidas a perpetuidad. La eliminación de las protecciones significa que lugares de importancia cultural, lugares sagrados nativo americanos, maravillas naturales y lugares que están abiertos para la caza, la pesca, el senderismo y actividades al aire libre están en riesgo de perderse de forma permanente a favor de la extracción de energía, la minería y el desarrollo privado. ”En los 60 días de periodo formal de comentarios previos a las recomendaciones del Sec. Zinke, más de 2,8 millones de comentarios fueron presentados al Departamento del Interior - una respuesta sin precedentes. Más del 98 por ciento de todos los comentarios recibidos fue en expreso apoyo al mantenimiento / expansión de los monumentos nacionales. Latinos for Heritage presentaron más de 52.000 comentarios en apoyo al mantenimiento de los monumentos nacionales. En la encuesta Conservation of the West realizada por Colorado College, el 80% de los votantes occidentales apoyaron mantener las protecciones para los monumentos existentes en el lugar, mientras que sólo el 13% de los votantes occidentales apoya la eliminación de las protecciones para los monumentos existentes.

“Decir que esta decisión es impopular es decir poco”, dijo la Pastora Cecilia Ruano, líder de la Iglesia Rosa de Saron y miembro de Por La Creación Faith-based Alliance  en Caldwell, Idaho. “Estos lugares son algo más que acres de tierra, son capítulos de la gran historia de Estados Unidos. Tenemos una obligación moral de proteger estas tierras - de ser buenos administradores -. Y dejar un legado para las generaciones futuras.”

Esta responsabilidad es lo que motivó a muchas de las comunidades locales a empujar la iniciativa de un monumento nacional en primer lugar. Los latinos, así como muchas otras diversas partes interesadas, han sido parte del proceso democrático de la protección permanente de millones de acres de tierras públicas para sus comunidades y para las generaciones futuras. La participación del público en el proceso - mesas redondas de la comunidad, períodos de comentarios, eventos, visitas, cartas conjuntas, etc. - demuestran el amplio apoyo a los beneficios históricos, recreativos y económicos de los monumentos nacionales.

“Estos monumentos existen para todos nosotros y no deben ser vendidos o privatizados”, dijo Ben Monterroso, director ejecutivo de Mi Familia Vota. “No sólo protegen nuestras tierras públicas y el patrimonio al aire libre, sino que  también sirven para apoyar a las economías locales, el turismo y el acceso al aire libre. Estas recomendaciones tendrán consecuencias negativas que se dejarán sentir en las generaciones venideras si entran en vigor.

”Un nuevo informe de Headwaters Economics destaca el impacto económico. El reporte halló que las economías locales que rodean los 17 monumentos nacionales estudiadas, crecieron tras la creación de los monumentos nacionales. Además, las tendencias de los indicadores importantes en población económica, empleo, ingreso personal, e ingreso per cápita, también aumentaron después de la creación de los monumentos.

"Más allá de comunidades más saludables, y los beneficios de proteger las tierras públicas que tienen un valor ecológico, recreativo, espiritual y estético, estos lugares públicos también cuentan la historia complicada y triunfante de nuestra nación y todos sus habitantes. Los latinos quieren ver protegidos estos lugares especiales“, dijo Laura Esquivel, directora de National Advocacy for Hispanic Federation.“Estamos en solidaridad con otros grupos minoritarios e indígenas como los afroamericanos, asiáticos, y LGBT, los nativos americanos y los nativos de Hawai, insistiendo en que nuestras historias y contribuciones a este país han de ser reconocidas y contadas,  y no disminuidas en nombre de los intereses especiales que quieren establecer estas tierras para el desarrollo.”Esquivel también es  copresidenta de la Environment and Energy Task Force for the National Hispanic Leadership Agenda, una coalición de 45 organizaciones nacionales de defensa de los derechos latinos y civiles .

Es probable que esta decisión dará lugar a acciones legales. Existe un acuerdo significativo entre expertos legales sobre el hecho de que la Ley de Antigüedades, otorga a  un presidente la autoridad para establecer un monumento nacional, pero no otorga al presidente la autoridad para eliminar o alterar un parque nacional o monumento nacional de manera significativa.