A Pocos Días del Vencimiento del Plazo Federal, HAF le Pide a los Legisladores de Arizona que Aprueben el Plan de Contingencia ante Sequías

WASHINGTON – En Octubre del 2018, después de años de esfuerzos, las agencias estatales y los proveedores de agua acordaron un Plan de Contingencia ante Sequías (DCP por sus siglas en inglés), un acuerdo entre California, Arizona y Nevada (en la Cuenca Baja) Utah, Colorado, Nuevo México y Wyoming (en la Cuenca Alta) para que cada estado reduzca su uso del río, con el fin de controlar la escasez de agua proveniente del Río Colorado. El 31 de Enero, como fecha límite establecida por el Gobierno Federal, para que los estados participantes forjen un DCP colaborativo, Maite Arce, Presidente y CEO de Hispanic Access Foundation, emitió el siguiente comunicado a los legisladores de Arizona para que actúen y se unan a los otros seis estados que ya aprobaron el plan: 

“Con la sequía como condición crónica y una demanda interminable de agua, el Río Colorado parece enfrentarse continuamente a un punto bajo épico. El objetivo del Plan de Contingencia ante Sequías es prevenir recortes aún mayores del suministro de agua disponible para los estados y establecer un uso sostenible del Río Colorado. Esto ayudará a evitar que los niveles del reservorio, tanto en la Cuenca Baja como en la Cuenca Alta, bajen drásticamente ocasionando más conflictos. Con una colaboración continua y un compromiso establecido, los estados podrían salvaguardar el futuro de todos los que dependen del Río Colorado.

“Necesitamos la participación de diversas voces para maximizar el éxito de las políticas del agua y necesitamos que los legisladores de Arizona actúen con urgencia ante la inevitable escasez de agua y el vencimiento del plazo federal para que los siete estados acuerden un Plan de Contingencia ante Sequías.

“El Plan de Contingencia ante Sequías es un primer paso crítico, pero no resolverá este problema por sí solo. Todos tenemos la obligación moral de proteger nuestro río. Debemos actuar antes de llegar a un punto de no retorno. Debemos trabajar juntos para finalizar e implementar estos planes con el fin de abordar los cambios y proteger las comunidades, economías y la vida silvestre que dependen del Río Colorado. Proteger el río nos obligará a desarrollar soluciones que reduzcan el consumo de agua para así compartir de manera eficiente el agua del río.”

La encuesta realizada a los estados del Oeste en el 2018 por el Colorado College concluyó que 84 por ciento de los votantes de Arizona creen que los riesgos del suministro de agua son un problema grave. Así mismo, 78 por ciento de los votantes de Arizona desean utilizar el suministro de agua de forma sostenible, al reducir su uso y reusar el agua en vez de simplemente desviar más aguas de los ríos para suplir la demanda.

Temas Relacionados: